Archivos de la Categoria ‘Periodización’

La era de Edison

miércoles, agosto 7th, 2019

El 4 de septiembre de 1882, un hombre de 35 años llamado Thomas Alva Edison, que lucía un chaqué y llevaba sombrero de copa, giró una palanca que iluminó eléctricamente las oficinas que el banquero Morgan poseía en la esquina de las calles Broad y Wall, de Nueva York. Momentos después, el mismo Edis0n se despojaba de chaqué y sombrero para proceder a la reparación de un circuito que funcionaba defectuosamente. El inventor y hombre de empresa que había desarrollado la primera lámpara incandescente verdaderamente eficaz, junto con cables, enchufes, interruptores, fusibles y sistemas de instalación eléctrica, actuaba todavía como su propio mecánico.

Aquel 4 de septiembre de 1882, al encenderse las lámparas que iluminaron las oficinas del banquero Morgan, se iniciaba una nueva era que bien merecidamente fue bautizada con el nombre de Edison. Durante tres décadas se asistió a un cambio completo en casi todas las actividades humanas. Costumbres y métodos que perduraban desde los tiempos de los egipcios, griegos y romanos, desaparecieron de manera absoluta.

La aplicación de la energía eléctrica lo transformó todo. Tranvías eléctricos rápidos reemplazaron a los servicios públicos de transporte a base de tracción animal, lo que permitió a la gente alejarse varios kilómetros de sus lugares de trabajo. Cuando se construyeron las primeras líneas subterráneas, se logró eficazmente ensanchar los pulmones de las grandes ciudades.

La energía eléctrica aplicada a los ascensores permitió que los ingenieros y arquitectos pudieran edificar rascacielos, pues se había encontrado el medio de alcanzar con rapidez y seguridad alturas, donde se encontraban oficinas y viviendas, a las que difícilmente se hubiera llegado de tener que utilizar las antiguas escaleras.

El mundo que en 1914 entró en la que fue primera guerra mundial era bien diferente del que existía antes de demostrar Edison que había descubierto la aplicación práctica de la electricidad.

Edison tuvo la imaginación suficiente para comprender la importancia que tendrían las aplicaciones prácticas de la electricidad para el progreso de la Humanidad. Antes que él las investigaciones de los físicos alemanes Hermann von Helmholtz y Rudolf Hertz y luego los del francés Gabriel Lippmann lo hicieron de algún modo posible.

Algunas de estas reflexiones pudo haberse  hecho Ingo Maurer (1932/2019), cuando en 1966 prendado de la belleza desnuda de la bombilla que colgaba del techo donde se encontraba, pensó en Bulb, precisamente eso: una bombilla gigante homenaje a Edison. Hoy desde Imatra el sentido homenaje es a la memoria  de Ingo Maurer, diseñador, tipógrafo, y excelente profesional cercano y atento a colaborar, incluso en proyectos iniciales, como cuando accedió a colaborar para la exposición Historias Luminosas, realizada en 1996 en el espacio expositivo ARSsenal, del que Pilar Blanco fue socia fundadora

Las fuentes de energía cambian y el mundo en 2019 es absolutamente diferente, no obstante hay descubrimientos que generan diseños que no solo permanecen sino que forman y conforman el espíritu de su tiempo y nuestro presente más actual porque generan futuro

Retornos

viernes, noviembre 2nd, 2018

Mediante el uso metafórico de un eje vertical diacrónico o histórico y una detallada genealogía acreditada de los movimientos ocurridos en la historia del arte y la teoría desde el minimalismo y el pop hasta nuestros días, y otro eje horizontal o la dimensión social del arte, el historiador y crítico americano Hal Foster (1955) sostiene en una de sus más conocidas tesis, cómo tras el arte como texto de los años sesenta y el arte como simulacro de los 80, venimos siendo paulatinamente testigos  de una suerte de retorno de lo real, -retorno de lo reprimido- que ha terminado  por asentarse en los cuerpos reales y en los sitios sociales. Esta dimensión social del arte, podría servirnos para considerar con Hal Foster cómo en nuestras sociedades contemporáneas no existen ya “obras de arte”. Existen, no obstante, un trabajo y unas prácticas que podemos denominar artísticas. Tienen que ver con la producción significante, afectiva y cultural, y juegan papeles específicos en relación a los sujetos de experiencia y con la impulsión pública de ciertos efectos circulatorios, efectos de significado, efectos simbólicos, efectos intensivos… afectivos.

Tercera época

lunes, agosto 20th, 2018

Los viejos hábitos que se empleaban para hacer y razonar las cosas ya no sirven de patrón a la hora de anticipar  y planificar soluciones. La circulación social actual de objetos, bienes y relaciones, no es ya el valor de uso que podamos asociarles ni aún el valor de cambio, sino, y por encima de todo, su valor estético, la promesa que contiene de una vida más intensa, más interiormente rica.  Imatra  tercera época incorpora en su práctica profesional el  trabajo inmaterial resultante de un proceso  caracterizado por la hibridación y por la mezcla de lenguajes de naturaleza diversa, en los que se incluyen elementos procedentes de la vanguardia artística, el arte pop o el minimalismo con otros relativos a los usos y costumbres de la sociedad actual.

Tercera Época

Redes

sábado, junio 23rd, 2018

El orden global de la información es una cultura tecnológica. En ella los dualismos previamente existentes de la tecnología, por un lado y la cultura por otro, se disuelven. Lo que antes era una cultura representacional de la narración, el discurso y la imagen que en el lector, el espectador o la audiencia enfrentaban en una relación dualista, se convierte en una cultura tecnológica. En ella, los objetos comparten cualidades informacionales y en su movimiento a través de redes globales escapan al control de los sujetos.

Del punto a la línea, al triángulo, a la red, a la idea de espacio virtualmente infinito, la repetición es en el trabajo de GeGo (1912-1944) la búsqueda de un sistema de crecimiento sin fin. Las leyes son sencillas combinaciones matemáticas de dimensiones, líneas, redes y mallas gravitacionales que se entrecruzan con el vacío y modelan estructuras de elevado contenido poético.

Una arquitectura de materiales puros y espacios continuos que es a la vez imposiblemente sencilla, aunque envolventemente misteriosa es la de Peter Zumthor (Basilea 1943)

La esencia de su arquitectura está en la experiencia de las texturas, el juego de la luz, la celebración de la manualidad.

Las Termas de Vals, es un proyecto construido a través de la agregación de una serie de módulos en forma de L invertida, de manera que la vertical soporta la horizontal dejando pequeñas grietas que introducen una luz irreal.

Montaña, piedra agua. Construir en la piedra, construir con piedra dentro de la montaña, construir de la montaña, estar dentro de la montaña. Fuerzas en los nodos que convierten una estructura en estable.

La complejidad se antoja como lo imposible de simplificar, aquel entorno en el que desórdenes e incertidumbres perturban fenómenos, dificultando la distinción entre identidad y casualidad.

 

Huellas

miércoles, mayo 23rd, 2018

Las propuestas sobre mobiliario presentadas por arquitectos del primer racionalismo como Stam, Gropius, Breuer, Mies o Le Corbusier resultaron manifiestos de la modernidad en los que predominaba la imagen sobre la funcionalidad. Piezas de características casi escultóricas, cuyo proceso de fabricación importaba poco que fuera complicado o caro, mientras el resultado no lo aparentase.

Conceptos como la ligereza, la facilidad constructiva o la ergonomía, se veían lastrados por una falta de adecuación de la tecnología a los procesos de diseño.

Tras la Segunda Guerra ya no se trata de crear modelos manifiesto, sino de resolver problemas reales de gran alcance utilizando una industria casi desaparecida y recurriendo a materiales fáciles de obtener y económicos.

El diseño deja de ser un lujo cultural y se extiende a toda la sociedad, no sin bastante resistencia por ambas partes. Nace un nuevo oficio equidistante entre la tecnología y el consumidor.

Principio y síntesis

miércoles, abril 25th, 2018

Forma y espacio son dos elementos  fundamentales de la arquitectura y del diseño de exposiciones. La forma discernible en todo momento por el ojo humano está, más estrechamente relacionada que el espacio con nuestro sentido de la vista, pues la forma es concreta y conduce por si misma al significado; por contraste con la forma, el espacio no solo se describe por la vista, el oído y los restantes sentidos, sino también por otras sensaciones no tan perceptibles como el equilibrio y la gravedad. Con estas premisas las diferentes colaboraciones entre Droog Design e Imatra sintetizan en parte los intereses estéticos de sus idearios.

La natural tendencia a recurrir a formas constructivas y nuevos materiales dominan el sentido de la muestra en un recorrido que va del objeto imposible al mobiliario cotidiano, en una apariencia entre cerrada y funcional en un intento de rescatar los fragmentos rotos de ideas que integran el torrente de la actividad mental en su imparable viaje hacia el olvido, en intuiciones brillantes articuladas en un juego especular con lo real.

La fuerza de la gravedad impone a la arquitectura diferentes órdenes verticales y horizontales, y demanda geometrías diferentes para sus ejes, es espectador el que pone en movimiento su imagen.

Cuando uno se entrega a la experiencia de la arquitectura, es “uno mismo” quien media entre orden y fenómenos, quien siente que un vínculo de respuesta va ganando terreno lentamente cuando un orden geométrico estático consigue establecer una presencia dinámica en la propia consciencia.

En el interior de nuestra experiencia de un orden arquitectónico abstracto como fenómeno consciente, llegamos a sentirnos realmente inspirados por la arquitectura.

Diagramas

martes, agosto 1st, 2017

En arquitectura, el diagrama se ha entendido historicamente de dos maneras, como mecanismo explicativo y analítico, y como un mecanismo generativo. El diagrama es no solo una explicación, sino que también actúa como un intermediario en el proceso de generación del espacio.

Mediante el diagrama, movimientos artísticos de comienzos del siglo XX como Stijl, Bauhaus, enseñaron como se produce la transformación de un supuesto estilo, en un estilo perfectamente reconocible, atrayente, pero limitado como tal, por eso cada vez más en un mundo en el que las cosas que están alejadas en el tiempo o en el espacio pueden ser interdependientes, y en el cual personas, cosas y relaciones sociales de las que no tenemos conocimiento directo pueden tener un impacto determinante en nuestras vidas, la yuxtaposición de elementos discretos y sobre todo la búsqueda de métodos y temas que sostengan intelectualmente el proceso creativo para evitar caer en la expresión personal es cada vez más necesario, pues algo solo es conocimiento cuando ha dejado atrás su dependencia de lo subjetivo y de lo sensible, y comprende la razón, lo universal y la ley de las cosas.

En ese contexto, lo experimental tiene que ver con lo innovador y de alguna manera con la invención, sino del sistema,  si de su aplicación concreta y ambos conceptos remiten a la definición de arte como invención.

Habituados en Imatra a proporcionar sentido a las exposiciones como una suma de ambientes, sonidos, luces y obras realizadas muchas veces en colaboración.

Imatra  Costa 12-14 48010 BILBAO

Reciclar y Renovar

viernes, junio 9th, 2017

Desde que existe la cultura y casi siempre con distintos objetivos y resultados, se ha citado, se ha parafraseado,se ha obtenido inspiración. A veces como homenaje, a veces como intento de destrucción, a veces una crítica, a veces una exploración, hoy, no obstante,  se habla de reciclar más que nunca. Lo que empezó a principios de siglo con los fotomontajes de André Bretón, la poesía experimental de Kurt Schwitters y Tristan Tzara y los periódicos recortados de William Burroughs para hacer literatura, se aplica ahora a gran escala y en todas las disciplinas artistícas.

El reciclaje se está convirtiendo cada vez más en una manera de crear algo nuevo. Reutilizar ya no se considera automáticamente una actitud nostálgica, conservadora, pragmática, plagiaria, o una simple cuestión de repetición de formas. El hecho de que las formas viejas puedan utilizarse para crear un contenido nuevo, también tiene su parte en el proceso.

Reutilización y reproducción se han vuelto cada vez más aceptables, incluso como una forma de producir creaciones originales. En lugar de ver una contradicción entre conceptos opuestos, a los que no se puede permitir interacción, los artistas diseñadores y arquitectos de hoy, entretejen lo viejo y lo nuevo para hacer nuevas combinaciones en que ambos se perciben como una única cosa.

 En los ámbitos más puristas ha venido prevaleciendo una inquebrantable fe en la naturaleza duradera del modelo Moderno y en la atemporalidad de las formas simples, mínimas, pero en nuestra sociedad de consumo, con su constante llamada a la innovación y con su aparente incapacidad para resolver los problemas medioambientales, parecen surgir nuevas voces que apuestan tanto por una simplicidad visual en el diseño global, como complejidad  en el tratamiento y observación de los materiales y sus procesos de producción.

El eslogan “Recicla y Renueva” se puede utilizar como un par de gafas coloreadas para mirar el mundo

Materiales y procesos

jueves, junio 1st, 2017

Las clasificaciones tradicionales de los materiales aplicadas al diseño, basadas en características físicas, ya no nos bastan. Las “leyes” que en el siglo XIX se desprendían de tales clasificaciones ya no son tampoco válidas. Hubo un tiempo en que esas reglas tenían una función clara. La idea de autenticidad se convirtió en arma arrojadiza en la batalla contra las técnicas imitativas adoptadas por los nuevos materiales y técnicas. Los diseñadores aprendieron que no era aceptable que un material intentase pasar por otro, que cada materia prima debía tener su propio proceso, que las formas y técnicas del artesano no debían ser imitadas por la máquina y que las formas que dependen del material no deben ser reproducidas en materiales de nuevo desarrollo.

Pero a pesar de las lecciones aprendidas, no se dejó de copiar. La situación quedó fuera de control cuando los principales diseñadores de los sesenta empezaron a romper las reglas. Las posibilidades de los materiales sintéticos parecían no tener límites. Apareció también una fascinación por la cultura de masas. El “mal gusto” lo kisch se convirtió en una importante fuente de inspiración. La situación incluso empeoró en los ochenta, al desmoronarse los principios morales.

Los materiales ya no se elegían por sus características sino por su significado. Las culturas alta y baja se fundieron en un enorme crisol y los significados se mezclaron. Postmodernidad, utopía, negación, metacomentario, referencialidad, sociedad del espectáculo. Algo es arte,  si existe para unos discursos y unas prácticas que lo reconocen y pueden apropiárselo como arte.

En la actualidad todo puede ser un material…. un vestido viejo, maderas de derribo, un faro de bicicleta. La gama de proveedores de materia prima se ha ampliado drásticamente en las últimas décadas. Los productores  y elaboradores de madera, vidrio, metal tejidos y de materiales sintéticos han visto como se unían a su segmento grandes almacenes, mercadillos y tiendas de segunda mano. Y la lista es aún mas larga si consideramos también los posiblesmateriales inmateriales: el sonido, el olor, el movimiento y el tiempo se han incorporado al cajón de materiales de los diseñadores.

Las características físicas del material son cuestión importante. Pero ya no ha de ser determinante de todo. Para tratar los materiales con sinceridad hay muchas otras perspectivas. No tiene sentido juzgar el uso de los materiales basándose en la óptima aplicación de sus características físicas. Lo importante es porqué y cómo se utilizan.

Ya no hay grandes cuestiones de ideología, lo que cuenta ahora es la historia pequeña, inspirada en la realidad cotidiana, que no es moralizante, que no predica una verdad universal. A veces como signo de una actitud juguetona con la realidad. Historias pequeñas, accesibles, que queramos compartir. No desencadenarán cambios radicales en el universo, pero darán significado a nuestra cultura.

La sostenibilidad puede coincidir con lo efímero. Un producto debe poder deslustrarse visiblemente con el paso del tiempo sin por ello ser menos bello o feo. Envejecer, simplemente, como todos envejecemos. Utilizar los productos hasta que se caen a trozos. El tiempo que lleve este proceso puede ser mas o menos largo, pero eso no tiene importancia en sí, siempre que el producto acabe cerrando su ciclo. Lo que es preferible a las cortas vidas de los productos de moda.

Renny Ramakers. Doog  Amsterdam/ Pilar Blanco Imatra Bilbao

Abordan en una investigación conjunta aspectos tales como el diseño, la ecología, la sociología y los modos de vida contemporáneos y lo aplican directamente a su práctica profesional.

Imagen (la lección de las ruinas)

lunes, febrero 13th, 2017

(I) Una imagen es una visión que ha sido recreada o reproducida. Es una apariencia, o un conjunto de apariencias que ha sido separada del lugar y el tiempo en que apareció por primera vez y que se ha preservado durante unos momentos.

Toda imagen inaugura un modo de ver