Impliegues

jueves, mayo 7th, 2020

Separada del lugar y del tiempo en que apareció por vez primera, la imagen imanta todo el trayecto del rodeo que conduce del vacío al vacío; del vacío al contorno que determina el trayecto. Se trata de una circulación regulada que organiza un retorno del rodeo hacia el vacío. Es la carta desviada que nos ocupa aquella cuyo trayecto ha sido demorado.

Corresponde al filósofo  Gilles Deleuze  (1925/1995) la idea de que los procesos no pueden simplemente derivar de sus contextos, si no que al revés, deberían transformar sus contextos intelectuales y sociales, para ello define una cartografía que abarca todo el campo social y que ahora más que nunca cuando se pretende una reconstrucción de la sociedad entera, debería ser revisado, por más que por ahora digamos “Utopía” a todos aquellos programas más o menos articulados que traten de expresar las demandas de una nueva vida colectiva, identificando la colectividad como el centro crucial de toda respuesta verdaderamente  progresista e innovadora.

We Margiela

lunes, noviembre 11th, 2019

Solo los seres que perciben el tiempo pueden recordarlo y, dado que la memoria no es posible sin imágenes, después del visionado y posterior coloquio el pasado viernes del documental We Margiela proyectado en el Guggenheim Bilbao,  podríamos decir parafraseando propia o impropiamente a Walter Benjamin que coleccionar es una forma del recuerdo remitido a la praxis. Este documental que ahora recorre diversas ciudades se estrenó  inicialmente en el Museo Boijmans van Beuningen en Rotterdam  en octubre de 2017 como  homenaje al diseñador de moda Martin Margiela (Belgica 1957) y en él participan al igual que en la presentación de Bilbao algunos miembros del inicial equipo creativo y comercial.   Martin Margiela que siempre ha tenido inquietud por los tejidos “curados por los elementos” mostró la belleza y naturalidad de lo efímero en una exposición dedicada a sus primeros trabajos  en 1989 en el mismo  Museo Boijmans. Para el proyecto “Moho” cultivó deliberadamente el moho que aparece en los tejidos con la humedad prolongada, este proyecto se basaba principalmente en la coincidencia. Se creaban las condiciones, es decir, las telas se sumergían en un cultivo, pero en general era imposible predecir el desarrollo del “tinte” solo el tiempo (1615) horas podía decirlo. Se trata de la fascinación controlada por el propio proceso.

 En colaboración con la Universidad Agraria de Wageningen también analizó los efectos de color conseguidos. El catálogo que acompañaba la exposición llega al extremo de ofrecer recetas en este sentido: el moho como pigmento. La experimentación, el reciclado y su posterior transformación de las prendas son los pilares fundamentales del legado a la moda de este carismático diseñador que ahora cobra especial relevancia al revisar su legado en este documental donde prima la nostalgia.

En los años 80 la palabra nuevo dejó de ser la más deseable en el mundo de la moda, desde que diseñadores como Yohji Yamamoto, Ann Demeulemeester o el propio Margiela entre otros introdujeran un nuevo principio estético al usar ropa preexistente, (pasada de moda o descartada) en sus diseños y telas arrugadas, enfurtidas y abatanadas para sus líneas de alta costura. El simple hecho de que esto se acepte como alta costura es la prueba ante un cambio de mentalidad. En lugar de ver contradicción entre conceptos opuestos, a los que no se puede permitir interacción, los artistas, diseñadores y arquitectos de hoy entretejen lo viejo y lo nuevo para hacer nuevas combinaciones en que ambos -lo viejo y lo nuevo- se perciben como una única cosa.

En la imagen mostramos una pieza de 1.989 de la colección perteneciente al archivo de Imatra donde se puede apreciar el detalle de la serigrafía aplicada por Margiela a un tejido transparente que ajustado al cuerpo se funde con la piel y produce efecto “tatuaje”

Sujeto

lunes, diciembre 5th, 2016

S de Sujeto. La carta tiene un lugar de emisión y de destino. No es un sujeto sino un agujero, la falta a partir de la cual se construye el sujeto.

postale

El contorno de ese vacío es determinable e imanta todo el trayecto del rodeo que conduce del vacío al vacío, del vacío a él mismo, y que tiene por tanto  forma circular. Se trata por cierto de una circulación regulada que organiza un retorno del rodeo hacia el vacío. Es la carta desviada que nos ocupa, aquella cuyo trayecto ha sido demorado, en souffrance. (LacanReapropiación y readecuación que cumple un verdadero contrato.